Moratoria de pago y aplazamiento de deudas autónomos y pyme con TGSS

Moratoria de pago y aplazamiento de deudas autónomos y pyme con TGSS

Moratorias en el pago y aplazamiento de deudas de autónomos y pymes con TGSS por coronavirus

El Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, publicado en el BOE del día 1 de abril,  por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, introduce algunas medidas a favor de los autónomos y pymes al respecto de moratoria de pago y aplazamiento de deudas con la TGSS que a continuación analizamos.

Si bien el Real Decreto-Ley es considerablemente extenso, las medidas fundamentales aprobadas para la ayuda a autónomos y pymes tienen que ver con la moratoria de pago y aplazamiento de deudas con la seguridad social.

Cierto es que existen otras medidas de apoyo relativas a la actividad relacionadas fundamentalmente con la posibilidad de suspensión del pago de suministros de luz y gas o la posibilidad de cambio de potencias/suministradores, preveyendo la imposibilidad de aplicar  penalizaciones por ello, que quedan fuera de este análisis (quizá en otro post), al igual que todas aquellas ayudas que aún relacionadas con el autónomo -al igual que cualquier tipo de trabajador- tienen que ver con la urgencia habitacional o de suministros personales.

Moratoria -excepcional- en el pago de las cotizaciones

Mediante el Real Decreto-Ley se habilita a la Tesorería General de la Seguridad Social a la concesión de forma excepcional de moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social atendiendo a excepcionales circunstancias, en los casos y condiciones que se determinen mediante Orden Ministerial.

Por lo tanto, deberá esperarse a la aprobación de la correspondiente Orden Ministerial para advertir cuáles son las condiciones que debe cumplir pequeñas y medianas empresas y autónomos para acogerse a dichas medidas.

No obstante, el Real Decreto-Ley si regula algunas de las circunstancias de la moratoria que se indican a continuación:

Periodo de devengo que se podrá incluir en la moratoria

Respecto al periodo de devengo se establece una diferenciación entre empresas y autónomos.

Para las empresas el periodo de devengo sería el comprendido entre los meses de abril y junio de 2020 y para los autónomos desde mayo a julio de 2020

Condiciones de la solicitud de moratoria

Las solicitudes de moratoria se presentarán , en el caso de empresas, a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED) y en el caso de los trabajadores autónomos a través del citado Sistema RED o por los medios electrónicos disponibles en la sede electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social (SEDESS)

Dichas solicitudes de moratoria deberán comunicarse a la Tesorería General de la Seguridad Social dentro de los 10 primeros días naturales de los plazos reglamentarios de ingreso de cada una de las deudas que se pretenden demorar

ACTUALIZACION.- PUBLICACION DE LA ORDEN MINISTERIAL QUE REGULA LA MORATORIA DEL PAGO PARA CIERTAS ACTIVIDADES que puedes conocer en nuestra entrada «Moratoria de cuotas a la seguridad social»

Aplazamiento del pago de deudas con la Seguridad Social de autónomos y pymes

moratoria de pago y aplazamiento de deudasComo consecuencia de la norma los autónomos y pymes podrán solicitar el aplazamiento en el pago de sus deudas con la Seguridad Social cuyo plazo reglamentario de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020, en los términos y condiciones establecidos en la normativa de Seguridad Social, siendo de aplicación un interés del 0,5% frente al interés de demora actual (3,75%)

Condiciones para el aplazamiento de de las deudas: no tener otro aplazamiento y solicitarla en los 10 primeros días del mes.

Para poder solicitar el aplazamiento de las deudas por Seguridad Social cuyo plazo de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020, el autónomo o la pyme  no deben tener vigentes otros aplazamientos para el pago de deudas con la Tesorería General de la Seguridad Social, circunstancia que limita sustancialmente la posibilidad de acudir a este aplazamiento.

Como en el caso de las moratorias el plazo para la solicitud se debe producir en los 10 días naturales iniciales del plazo reglamentario de ingreso. 

Esto es, para los autónomos que mantengan su actividad, o  no hayan accedido a la prestación extraordinaria, en relación a las cuotas de abril podrán solicitar el aplazamiento de las cuotas a un interés reducido del 0,5% antes del transcurso de los diez primeros días naturales del mes de abril, para evitar la facturación de la cuota. Del mismo modo y para quienes no cumplan los requisitos para el acceso a la moratoria a desarrollar por orden ministerial, se podrá solicitar el aplazamiento al 0,5% de interés de las cuotas de mayo y junio en los primeros días del mes de mayo y junio.

Del mismo modo las empresas  que no hayan presentado ERTEs por fuerza mayor disfrutarán también de la posibilidad de aplazar sus deudas de las cuotas a abonar en el mes de abril (cuotas del mes de marzo)  a un interés reducido del 0,5%. Para poder tramitarlo, deberán solicitarlo antes del transcurso de los diez primeros días naturales del mes de abril

De este modo y conforme aclara la Seguridad Social tanto para autónomos como para empresas, el plazo para solicitar la moratoria (cuando se desarrolle) o el aplazamiento de cuotas será del 1 al 10 del mes de abono de dicha cuota.

Otras cuestiones de interés respecto a las cotizaciones de autónomos

Además de las medidas relativas a la moratoria de pago y aplazamiento de deudas con TGSS el Real Decreto-Ley establece algunas precisiones y modificaciones al respecto de las medidas ya adoptadas con anterioridad, al respecto de la prestación por cese del autónomo, en relación a las cuotas del mes de marzo (por los días efectivamente trabajados) o la cuantificación del 75% del descenso de ingresos para algunas actividades productivas.

Así se se recoge que aquellos autónomos que hayan suspendido su actividad y pasen a percibir la prestación por cese de actividad regulada en el Real Decreto-ley 8/2020 y que no hayan ingresado en plazo las cotizaciones sociales correspondientes a los días efectivamente trabajados del mes de marzo, podrán abonarlas fuera de plazo sin recargo.

Por último se establecen precisiones técnicas y la adición de tres párrafos del artículo 17 del Real Decreto-Ley 8/2020 que regula la prestación por cese de actividad con objeto de adaptar el objeto de la prestación a actividades en las que la acreditación de un descenso en un 75% de los ingresos resulte compleja, reseñando los modos para la acreditación de dichas circunstancias.

 

 

Quizá también te interesa....

5 recomendaciones urgentes para el autónomo y la pyme

5 recomendaciones urgentes para el autónomo y la pyme

5 recomendaciones y recordatorios urgentes para el autónomo y la pyme ante el parón de la actividad económica y el cumplimiento de sus obligaciones con AEAT y TGSS

Cuando ya se han puesto en circulación diversas normas de carácter extraordinario para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 (Estado de Alarma, Real Decreto-Ley 7/2020, Real Decreto-Ley 8/2020 y Real Decreto-Ley 9/2020) es momento de recapitular, analizar y compartir cuáles son las recomendaciones y recordatorios que realizamos al pequeño empresario y el autónomo para los próximos días y que resultan fundamentales para el cumplimiento de sus obligaciones empresariales para con AEAT, TGSS, así como cuáles son sus posibles (en algún caso necesarias) actuaciones en un futuro inmediato una vez que se ha producido, prácticamente, el cierre total de la actividad económica de nuestro país.

Este post, se está realizando el día 30 de marzo de 2020, a media tarde y es posible que algunos de los extremos que se señalan aquí puedan ser objeto de modificación como consecuencia de la constante normativa (mañana hay un nuevo Consejo de Ministros) y quizá, la probable modificación de los recomendaciones que en el mismo se señalan como consecuencia de otro BOE intempestivo. No obstante y aun con esa advertencia, creemos necesario poner de manifiesto aquellas recomendaciones urgentes para el autónomo y la pyme dado, que muchas de las decisiones a adoptar al respecto-fundamentalmente de liquidez-, deberán llevarse a cabo en los próximos días.

Recordatorio: El recibo de autónomos del mes de marzo deberá ser abonado en su integridad, hayas solicitado o no la prestación por cese de actividad

Lamentablemente y pese a la constante solicitud de las organizaciones de autónomos que han abogado por la necesidad de que se eliminara o prorrateara la cuota de autónomos del mes de marzo ésta deberá ser objeto de pago por el autónomo y ello, haya  solicitado o no la prestación por cese de actividad creada al amparo del Real Decreto-Ley 8/2020. Si con posterioridad le es reconocida la prestación se producirá la devolución (prorrateda) del importe abonado correspondiente a los días de Estado de Alarma.

Recordatorio: Deberás presentar las declaraciones trimestrales correspondientes a tu actividad.

Pese al estado de alarma no se han modificado las obligaciones tributarias de carácter trimestral/mensual que afectan a la actividad del autónomo y de la pyme. Por tanto, ya si vas a módulos o a estimación directa simplificada, si tienes trabajadores o arrendamientos etc … deberás confeccionar y presentar las correspondientes declaraciones -IVA-IRPF etc … , independientemente que puedas aplazar el pago en los términos especiales que han sido objeto de aprobación.

Otra cosa será cómo puedas remitir la documentación a la asesoría para que puedan confeccionar la contabilidad y presentarte el impuesto en este estado de confinamiento!!))

Recomendación: Si debes abonar algunos de los impuestos a declarar en estas fechas, puedes (debes) aplazar su pago hasta en seis meses

Si debes abonar algunos de esos impuestos a los que hemos hecho referencia anteriormente puedes (debes) aplazar automáticamente su pago sin necesidad de presentación de garantía alguna. Durante los tres primeros meses esos impuestos no generan intereses de demora por lo que son una buena posibilidad ante la falta de liquidez para afrontar el pago de los mismos.recomendaciones urgentes para el autónomo

Esta medida afecta a aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice  desde el 12 de marzo de 2020 (fecha del real decreto ley 7/2020) y hasta el día 30 de mayo de 2020, tanto de los impuestos que podían ser objeto de aplazamiento (con intereses) con anterioridad como los que no lo eran (denominados inaplazables). De este modo, el autónomo y la pyme podrán aplazar acogiéndose a esta modalidad los siguientes impuestos:

    • el IVA mensual correspondiente al mes de febrero, marzo, abril
    • El IVA trimestral correspondiente al primer trimestre del 2020
    • Retenciones que deben presentarse el 20 de abril: modelo 111 (retenciones e ingresos a cuenta del IRPF), modelo 115 ( alquileres), modelo 130 (pago a cuenta de IRPF derivado de la actividad económica) y 131 (modulo trimestral)
    • Primer pago a cuenta del Impuesto de Sociedades (modelo 202) que fina el 20 de abril.

Recordatorio: Los aplazamientos aprobados con anterioridad a la declaración de alarma ya han sido paralizados.

Es muy probable que si eres autónomo o posees una pyme y tuvieras una deuda aplazada con la AEAT que venciera el 20 de marzo, hayas advertido que los pagos relativos a aplazamientos ya otorgados no han sido cargados en tu cuenta corriente, circunstancia que solo se reanudará en 30 de abril. Si tienes un aplazamiento vigente domiciliado el día 5 de abril, tienes que saber que el mismo ha sido automáticamente aplazado hasta el 30 de ese mismo mes.

Recomendación: Solicita una línea de crédito en tu entidad financiera de confianza  avalada por el Gobierno (ICO)

En esta situación de absoluto parón de la actividad económica debes analizar cuáles son las necesidades del negocio, cuáles son tus gastos fijos (arrendamiento, luz, mantenimientos, sueldo personal, seguros …) y hablar con tu entidad financiera para solicitar las lineas de crédito avaladas hasta en un 80% por el Gobierno, a través del ICO.

Recomendamos que al menos solicites una cuantía no inferior a 4-5 veces los gastos fijos mensuales y que esta gestión no sea demorada en exceso para recibir cuanto antes la liquidez necesaria para afrontar no solo este periodo de inactividad, sino también y fundamentalmente, el momento del posterior regreso a la actividad económica.

 

Si tienes cualquier cuestión al respecto de estas 5 recomendaciones urgentes para el autónomo y la pyme ante  el parón de la actividad económica y el cumplimiento de sus obligaciones con AEAT y TGSS (u otras) escríbenos por los medios acosumbrados o utiliza el WhatsApp de la parte inferior izquierda. Y ánimo!.

 

 

Quizá también te interesa....

ERTE en Aragón: Ampliación de plazos de resolución

ERTE en Aragón: Ampliación de plazos de resolución

Ampliación plazo de las resoluciones de ERTE en Aragón

Como ya examinamos, el Real Decreto-Ley 8/2020 establecía modificaciones procedimentales a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para adecuarlos a la crisis sanitaria en la que nos encontramos, en la esperanza de ser el instrumento laboral oportuno para el mantenimiento del empleo en nuestro país, como ya señalamos en «modificación régimen Erte por coronavirus».

De entre las especialidades procedimentales que el Real Decreto establecía, el artículo 22.2 c) atribuía el exiguo plazo de cinco días para la adopción de la resolución de la Autoridad Laboral en los términos siguientes:

“La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud, previo informe, en su caso, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y deberá limitarse a constatar la existencia, cuando proceda, de la fuerza mayor alegada por la empresa correspondiendo a ésta la decisión sobre la aplicación de medidas de suspensión de los contratos o reducción de jornada, que surtirán efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor”.

La lógica avalancha de procedimientos ante la Autoridad Laboral ha supuesto en Aragón la imposibilidad de llevar a cabo una mínima instrucción necesaria para llevar a cabo las resoluciones procedimientales, circunstancia que ha supuesto la necesidad de ampliación plazos de resolución por el Departamento de Economía, Planificación y Empleo.

Orden de 27 de marzo de  2020 que amplía plazo de la resolución ERTE en Aragón

La Orden de  27 de marzo de 2020, de la Consejera de Economía, Planificación y Empleo, por la que se acuerda la ampliación del plazo máximo de resolución y notificación del procedimiento de suspensión de contratos y reducción de jornada por causa de fuerza mayor que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración del estado de alarma, tramitados por la Dirección General de Trabajo, Autónomos y Economía Social, publicada ese mismo día 27 en el BOA en un fascículo especial de la edición del diario oficial, eleva el plazo hasta los 10 días, circunstancia que justifica en la imposibilidad de atender con todo el personal destinado la tramitación de los expedientes. Ampliación de plazos de resolución

La Orden justifica materialmente la adopción de la ampliación de plazos de resolución literalmente en : «hay que indicar que el personal de la citada Dirección General dedicado a la tramitación de los expedientes (7 personas) ha sido ampliado hasta 85 por la incorporación de todo el personal disponible del departamento, al que se le está dando la formación necesaria, de forma rápida y eficaz, con la dificultad añadida de la especialización de la normativa laboral de aplicación», circunstancia que habla bien a las claras del gran número de expedientes que han entrado ya en el Gobierno de Aragón (más de 1500 según la Orden) y los que se espera entren.

Importancia de la ampliación de plazos de resolución a los efectos del silencio administrativo

La Orden autonómica tiene fundamentalmente una implicación técnico-jurídica importante, puesto que de conformidad a la Ley de Procedimiento Administrativo la inexistente resolución del ERTE en plazo por la Autoridad Laboral supone entender la misma aprobada por silencio administrativo y ello, por cuanto ni el Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada, ni el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, fijan las repercusiones del silencio administrativo por parte de la autoridad laboral, por lo que, atendiendo al régimen del silencio administrativo en procedimientos iniciados a solicitud del interesado regulado en el art. 24 Ley 39/2015, de 1 de octubre, como regla general, se otorga al mismo sentido positivo, salvo que se establezca lo contrario en las normas que en el citado artículo se señala.

Esa ampliación de plazos de resolución de los ERTE, además, no solo afecta a los expedientes que se tramiten a partir de la fecha de publicación de la Orden, sino que precisamente y en atención a su fundamentación jurídica -basada en el artículo 23.1 de Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas que permite esa ampliación iniciado el procedimiento- entendemos que se aplica a la totalidad de los procedimientos ya iniciados ante la Autoridad Laboral Aragonesa.

 

 

Quizá también te interesa....

Medidas de protección al empleo en la crisis sanitaria

Medidas de protección al empleo en la crisis sanitaria

Medidas para la protección al empleo en la crisis sanitaria

El Real Decreto Ley 9/2019 de 27 de marzo, publicado el día 28, introduce una serie de medidas de protección al empleo en la crisis sanitaria del COVID-19 que complementan y aclaran las medidas ya contempladas en el Real Decreto-Ley 8/2019 de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 del que ya nos hicimos eco en las entradas «modificación ERTE por coronavirus» y «cese de actividad del autónomo por coronavirus» en el que tratábamos de simplificar las dos medidas fundamentales puestas en marcha por el Gobierno en el estado de alerta en el que nos encontramos.

Novedades en el régimen de los ERTE. Silencio positivo y recordatorio del régimen sancionador en situaciones de fraude.

La  Disposición Adicional Primera de la norma puntualiza que la duración de los ERTE por fuerza mayor que hayan sido aprobados por silencio administrativo queda limitada al periodo en el que se mantenga el estado de alarma, en iguales términos que los aprobados por resolución expresa de la autoridad laboral.

Precisamente por el juego del silencio administrativo (no resolución en el plazo determinado de cinco días desde la solicitud) y ante la lógica proliferación de ERTEs no aprobados expresamente por la Autoridad Laboral, se efectúa un recordatorio de imposición de sanciones a los empleadores que presenten solicitudes de ERTE falsas o incorrectas que provoquen el otorgamiento de prestaciones por desempleo a trabajadores que no cumplieran los requisitos o, expedientes de regulación temporal de empleo en situaciones en las que no se tengan conexión suficiente con el estado excepcional. Lógicamente para el caso de que se produzcan situaciones de fraude corresponderá al empleador el pago de las cuantías abonadas por el SEPE al trabajador.

Medidas de protección al empleo

Dos son los elementos fundamentales al respecto de las medidas de protección al empleo, una, la relativa a la imposibilidad de despido por fuerza mayor o causas económicas, técnicas, organizativas y de producción; y otra en relación a la prórroga de los contratos temporales objeto de suspensión.medidas de protección al empleo

Imposibilidad del despido, con matices.

El artículo 2 del Real Decreto 9/2009 introduce una medida excepcional para la protección del empleo al eliminar la posibilidad de despedir o extinguir el contrato alegando fuerza mayor o las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo.

Por lo tanto no cabe el despido en aquellos contratos que ya se encuentren suspendidos como consecuencia de un ERTE por fuerza mayor o, no estando suspendidos, aducir causas de carácter  económico, técnico, organizativo o productivo derivadas de la situación de alarma en la que nos encontramos.

Ahora bien, no habiendo señalado expresamente la condición de nulidad de ese despido, la realización del mismo únicamente podrá llevar a la calificación e improcedencia del mismo por lo que el trabajador frente al cobro de 20 días será indemnizado con 33 días por año trabajado (no deberá ser readmitido)

Logicamente, esa «prohibición de despido» no alcanza situaciones lícitas de despido derivadas de situaciones de temporalidad en empresas que no hayan suspendido la actividad como consecuencia del estado de alarma.

Prorroga de los contratos temporales

Para el caso de los contratos temporales en empresas con ERTE, el artículo 5 del Real Decreto Ley, prescribe la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, por lo que venciéndose el contrato durante el periodo de alarma, se prorrogará la contratación laboral por el mismo tiempo que faltara para su finalización tras la superación del estado de alarma.medidas de protección al empleo

Se insiste que esa prórroga no se producirá en aquellos contratos de trabajo no suspendido por ERTE  y que por tanto tienen una finalidad legítima basada en la temporalidad.

Facilidades para la gestión de la prestación por desempleo del trabajador afectado por ERTE

En el artículo 3 del Real Decreto Ley precisa (y modifica) el contenido del art. 25 RDLey 8/2020 a los efectos de la prestación por desempleo del trbajador en ERTE. Conforme al mismo se dan los siguientes cambios sustanciales:

Inicio del procedimiento para la prestación.

El reconocimiento de la prestación contributiva «se iniciará mediante una solicitud colectiva presentada por la empresa ante la entidad gestora de las prestaciones por desempleo, actuando en representación de aquéllas»

Datos que deben incluir la solicitud de la prestación a realizar por el empresario

La solicitud de inicio debe  ir acompañada con la aportación de un conjunto de informaciones por la empresa y  segmentada por cada centro de trabajo afectado conforme al siguiente detalle:

    • Nombre o razón social de la empresa, domicilio, número de identificación fiscal y código de cuenta de cotización a la Seguridad Social al que figuren adscritos los trabajadores cuyas suspensiones o reducciones de jornada se soliciten.
    • Nombre y apellidos, número de identificación fiscal, teléfono y dirección de correo electrónico del representante legal de la empresa.
    • Número de expediente asignado por la autoridad laboral.
    • Especificación de las medidas a adoptar, así como de la fecha de inicio en que cada una de las personas trabajadoras va a quedar afectada por las mismas.
    • En el supuesto de reducción de la jornada, determinación del porcentaje de disminución temporal, computada sobre la base diaria, semanal, mensual o anual.
    • A los efectos de acreditar la representación de las personas trabajadoras, una declaración responsable en la que habrá de constar que se ha obtenido la autorización de aquellas para su presentación.
    • La información complementaria que, en su caso, se determine por resolución de la Dirección General del Servicio Público de Empleo Estatal.

Plazo de comunicación

Esta comunicación debe remitirse en el plazo de 5 días, a computar según las siguientes situaciones:

    • desde la solicitud del ERTE en los casos de fuerza mayor ; o
    • desde la fecha en que la empresa notifique a la autoridad laboral competente su decisión en el caso de ERTE por causas económicas, técncias, organizativas o productivas del art. 23 Real Decreto Ley 8/2020; o
    • para las solicitudes anteriores a la entrada en vigor del RDLey 9/2020 (debe entenderse de cualquier tipo de ERTE), a partir de su entrada en vigor.

Fecha de efectos de la situación de desempleo

La DA 3ª RDLey 9/2020 concreta la fecha de efectos de la situación por desempleo, distinguiendo entre ERTE por fuerza mayor (la fecha del hecho causante) y por CETOP (fecha coincidente o posterior a la de la comunicación de la empresa a la autoridad laboral la decisión adoptada). Por otra parte, la causa y fecha de efectos de la situación legal de desempleo deberán figurar, en todo caso, en el certificado de empresa, que se considerará documento válido para su acreditación.

 

Quizá también te interesa....

No cotización del autónomo durante prestación de cese por coronavirus

No cotización del autónomo durante prestación de cese por coronavirus

Tras la avalancha de dudas surgidas tras la publicación del Real Decreto-Ley 8/2020, la Seguridad Social aclara la no cotización del autónomo durante prestación de cese por coronavirus.

La norma publicada el día 18 de marzo de 2020, de la que dimos cuenta en la entrada «cese actividad autónomos por coronavirus», no aclaraba si durante la no cotización del autónomo durante prestación de ceseprestación por cese de actividad por coronavirus que se regula en el artículo 17 del Real Decreto Ley, el autónomo debía seguir o no cotizando en el régimen especial de trabajadores autónomos ya que se limitaba a determinar en cuanto sus efectos en el punto número 3 que el tiempo de percepción de la prestación se entendía como cotizado y que no suponía consumo de los periodos futuros de prestación en los siguientes términos:

3. La prestación extraordinaria por cese de actividad regulada en este artículo tendrá una duración de un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que este se prorrogue y tenga una duración superior al mes. El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro

Pues bien, la guía práctica publicada por la Seguridad Social a finales del día aclara que durante el periodo de prestación de cese por coronavirus el autónomo no debe proceder al pago de la cuota del RETA en los términos siguientes:

¿Esta prestación supone que quien no ingrese no paga cotizaciones?

Esta prestación va más allá. La prestación consiste en que quien cause derecho a la ella no solo la cobrará, sino que además no pagará las cotizaciones y se le tendrá por cotizado.

Se aclara de este modo la no cotización del autónomo durante prestación de cese por coronavirus por lo que el autónomo en esa situación podrá ser beneficiario de una prestación del 70% de su base reguladora, correspondiendo al Estado su cotización. Diferente es el caso del resto del colectivo de autónomos que no puedan solicitar la prestación que deberán seguir abonando las cotizaciones al RETA pese a la evidente bajada de ingresos derivados de la presente situación.

Más información sobre las medidas económicas, fiscales y laborales relativas a la crisis por coronavirus

Puedes obtener mayor información al respecto de las medidas económicas, fiscales y laborales por los medios acostumbrados que te señalamos aquí  o suscribirte a nuestro blog.

 

 

 

Quizá también te interesa....

Modificación régimen ERTE por coronavirus

Modificación régimen ERTE por coronavirus

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, adapta y modifica, las consecuencias de la aplicación de los ERTE por coronavirus.

La norma supone la  flexibilización y agilización de los procedimientos de ERTE a los que ya nos referimos en la entrada dedicada a los expedientes de regulación temporal de empleo  así como la mejora económica de la cobertura, tanto para los trabajadores como para los empresarios, con la pretensión de minorar en la medida de lo posible el impacto negativo sobre el empleo y la actividad económica, priorizando  el mantenimiento del empleo sobre la extinción de los contratos.

Consideración de fuerza mayor a los efectos de los ERTE

El Real Decreto Ley 8/2020, acredita el carácter de fuerza mayor y por tanto justifica la genérica aplicación de esta modalidad de suspensión temporal de empleo a todos aquellas  que tengan como causa directa las pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19, incluida la declaración del estado de alarma, que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados.

Especialidades en el procedimiento de los ERTE por coronavirus

  • El procedimiento se iniciará mediante solicitud de la empresa, que se acompañará de un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad como consecuencia del COVID-19, así como, en su caso, de la correspondiente documentación acreditativa. La empresa deberá comunicar su solicitud a las personas trabajadoras y trasladar el informe anterior y la documentación acreditativa, en caso de existir, a la representación de estas.
  • La existencia de fuerza mayor, como causa motivadora de suspensión de los contratos o de la reducción de jornada prevista en este artículo, deberá ser constatada por la autoridad laboral, cualquiera que sea el número de personas trabajadoras afectadas.
  • La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud, previo informe, en su caso, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y deberá limitarse a constatar la existencia, cuando proceda, de la fuerza mayor alegada por la empresa correspondiendo a ésta la decisión sobre la aplicación de medidas de suspensión de los contratos o reducción de jornada, que surtirán efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.
  • El informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, cuya solicitud será potestativa para la autoridad laboral, se evacuará en el plazo improrrogable de cinco días.

Consecuencias en la cotización en situación de ERTE por coronavirus

El Real Decreto-Ley establece como medida sustancial la exoneración del pago de las cuotas empresariales de seguridad social de los trabajadores en ERTE si la empresa tiene un numero inferior a 50 trabajadores. si el número de trabajadores es superior a 50 trabajadores la empresa seguiría abonando el 25% de la cuota patronal siendo exonerados de pago.

La exoneración en el pago, aclara la norma que no tendrá efectos para la persona trabajadora, manteniéndose la consideración de dicho período como efectivamente cotizado a todos los efectos.

La exoneración de cuotas se aplicará por la TGSS a instancia del empresario, previa comunicación de la identificación de los trabajadores y período de la suspensión o reducción de jornada. A efectos del control de la exoneración de cuotas será suficiente la verificación de que el Servicio Público de Empleo Estatal proceda al reconocimiento de la correspondiente prestación por desempleo por el período de que se trate.

Medidas de protección de los trabajadores en situación de ERTE por coronavirus

Dos son las medidas principales de protección para los trabajadores en situación de ERTE por coronavirus que modifican el régimen general de este tipo de regulación de empleo.

  1.  El reconocimiento del derecho a la prestación contributiva por desempleo, a todas  las personas trabajadoras afectadas, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo necesario para ello.
  2.  No computar el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo de nivel contributivo que traiga su causa inmediata de las citadas circunstancias extraordinarias, a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos.

Más información sobre las medidas económicas, fiscales y laborales relativas a la crisis por coronavirus

Puedes obtener mayor información al respecto de las medidas económicas, fiscales y laborales  relacionadas con la crisis del coronavirus por los medios acostumbrados que te señalamos aquí  o , simplemente, suscribirte a nuestro blog.

 

 

Quizá también te interesa....