Prórroga para el límite de facturación sistema de módulos en 2020

Prórroga para el límite de facturación sistema de módulos en 2020

Un año más se prorrogará el límite de facturación en el sistema de módulos que quedará fijado en la cantidad de 250.000 € de modo genérico o de 125.000 € cuando la facturación se realice a empresarios o profesionales.

A pesar de las dudas que pudieran existir al respecto ante la anunciada pretensión de rebaja de los límites, la AEAT volverá a prorrogar el límite de facturación en el sistema de módulos manteniéndose la misma en la cantidad de 250.000 € para muchas de las actividades que pueden regirse por ese sistema.

Mediante Orden HAC/1164/2019, de 22 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2020 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido, publicada en el BOE de fecha 30 de noviembre de 2019, se determinan como cuantías excluyentes de la aplicación del sistema de módulos las reseñadas a estos efectos en la Ley del impuesto sobre la renta de las personas físicas, modificada en 2015, con efectos de 2016, que supondría la determinación como límite máximo de la aplicación del sistema de módulos el establecido en 150.000 € ( y en algunos casos de 75.000 €- cuando en destinatario sea empresario o profesional)

límite de facturación sistema de módulos

No obstante, como se ha hecho ya en otros ejercicios, para el 2020 y a pesar de las reticencias de los técnicos de la AEAT, se pretende nuevamente y de modo excepcional rebajar las exigencias ya aprobadas normativamente para establecer el limite de la facturación en 250.000 € o 150.000 €.

De este modo, previsiblemente que a finales de diciembre de 2019 verá a la luz un nuevo decreto-ley que como ya se hiciera para el ejercicio de 2019 (Real Decreto-ley 27/2018, de 28 de diciembre, por el que se adoptan determinadas medidas en materia tributaria y catastral), rebajará las exigencias tributarias de muchos de los autónomos de nuestro país que verán la posibilidad de continuar en el sistema de «módulos».

No obstante, se anuncia que quizá este nuevo ejercicio de 2020 sea el último en el que se pueda dar esa posibilidad por lo que muchos de los autónomos (comerciantes, minoristas, transportistas etc…) deberán comenzar a tributar en estimación directa, previsiblemente -si las circunstancias no vuelven a ser modificadas- a partir de 2021.

Quizá también te interesa....

Tratamiento fiscal de las facturas impagadas

Tratamiento fiscal de las facturas impagadas

tratamiento fiscal de las facturas impagadasSi eres autónomo o empresa, más de una vez te habrás visto en la situación de que un cliente no abona el servicio prestado o la mercancía entregada. Tras muchas llamadas, discusiones, mails etc, decides poner en manos de un abogado la reclamación de las cantidades debidas, normalmente, a través del procedimiento monitorio que o bien acaba con la posibilidad de ejecutar al deudor las cantidades no abonadas o con la celebración de un juicio por el que se entra a discutir sobre la mercancía o el servicio entregado, su idoneidad, los plazos de entrega etc …

En esa «lucha» que se establece con el cliente ingrato que no procede al abono de las cantidades reclamadas o que te discute la idoneidad de lo entregado, el autónomo y el empresario, se centra en esa discusión, en el propio proceso civil-mercantil dejando en manos del abogado la reclamación, olvidando, probablemente por desconocimiento, las posibilidades fiscales que tiene para minorar sus rendimientos o, al menos, no pagar impuestos por aquello que realmente no ha cobrado todavía y que quizá nunca llegue a cobrar.

En el siguiente post, te explicaremos el tratamiento fiscal de las facturas impagadas en los Impuestos de Sociedades y en el IVA,  para que al menos no abones impuestos por esa factura que estas peleando en el juzgado.

Impuesto sobre el Valor Añadido. Recuperación del IVA devengado.

En situaciones descritas como la anterior, el autónomo o empresario, realiza la prestación, emite su factura, la presenta al cobro, pero mientras espera pacientemente que el cliente se la abone, en la declaración trimestral correspondiente procede a su inclusión en las facturas emitidas, y abona el IVA correspondiente a Hacienda …

En esos casos de impago, no debe darse por perdido el IVA devengado e ingresado por el autónomo o la empresa en el correspondiente IVA trimestral . Puedes recuperar las cuantías devengadas, eso si, como en todas las cosas, mediante una serie de condiciones.

Para que Hacienda permita recuperar el IVA correspondiente a una factura impagada por un cliente deben darse los siguientes requisitos:

  • El cliente debe de ser empresario o profesional. Por lo tanto no podrán «beneficiarse» de este tratamiento aquellos autónomos o empresas que facturen directamente al consumidor final.
  • Tenemos que haber reflejado la factura en los libros registro.
  • Deben haber transcurrido 6 meses desde el vencimiento (si somos una pyme con un volumen de operaciones de menos de 6.010.121,04 euros en el año anterior) o un año en los demás casos.
  • Se debe haber reclamado oficialmente la deuda (judicial o notarialmente). Por lo tanto no vale un simple burofax. Debes haber iniciado el procedimiento judicial o haber reclamado las cantidades a través del procedimiento notarial.

Si se dan todos los requisitos anteriores el autónomo o la empresa podrá emitir una factura rectificativa que deberá incluir en la liquidación de IVA correspondiente, enviándosela tanto a Hacienda como al propio cliente.

Resulta de sustancial importancia para «favorecerse» de este tratamiento fiscal de las facturas impagadas estar muy atentos a los plazos, por cuanto, la factura rectificativa solo podrá emitirse en el transcurso de 3 meses desde que se cumplen los seis meses del impago  (si eres un autónomo o pyme con facturación menor a 6 millones de euros) o de un año si la empresa supera esa cantidad.

Impuesto de Sociedades. Deducción como pérdida de la factura emitida.

Cuando la empresa tiene facturas impagadas, lógicamente, si lo que se pretende es reflejar fielmente la situación patrimonial de la misma, esa situación debe tener implicaciones en su situación contable. Esas implicaciones solo pueden darse a partir del transcurso de seis meses desde que la la factura fue emitida o cuando se de alguna de las circunstancias siguientes que permita identificar a esa deuda como pérdida de crédito comercial.

Conforme al artículo 13.1 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, solo se admite la deducción de esas cantidades facturadas cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

tratamiento fiscal de las facturas impagadas

  • Que haya transcurrido el plazo de 6 meses desde el vencimiento de la obligación.
  • Que el deudor esté declarado en situación de concurso.
  • Que el deudor esté procesado por el delito de alzamiento de bienes.
  • Que las obligaciones hayan sido reclamadas judicialmente o sean objeto de un litigio judicial o arbitral de cuya solución dependa su cobro.

 

No obstante conforme el reseñado artículo no serán deducibles las siguientes pérdidas por deterioro de créditos, en los casos que la deuda pertenezcan a entidades de derecho público (excepto que sean objeto de un procedimiento arbitral o judicial que verse sobre su existencia o cuantía; las correspondientes a créditos adeudados por personas o entidades vinculadas (salvo que estén en situación de concurso y se haya producido la apertura de la fase de liquidación por el juez, en los términos establecidos en la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal) y las correspondientes a estimaciones globales del riesgo de insolvencias de clientes y deudores.

 

Para +info a este respecto al tratamiento fiscal de las facturas impagadas contacta con nosotros en  RC Gestión Jurídica ; te ayudaremos a reclamar tus facturas pendientes y daremos a las mismas el tratamiento fiscal adecuado.

 

Quizá también te interesa....

5 cosas que hacer para ahorrar en la renta hasta fin de año

5 cosas que hacer para ahorrar en la renta hasta fin de año

Se acerca el fin del año 2019 y con ello las posibilidades para ahorrar en la renta de este ejercicio.

En RC Gestión Juridica te vamos a dar 5 claves para ahorrar en la renta de 2019 que deberás presentar a mediados del año que viene.

Aunque haya pasado poco tiempo desde que presentaste la declaración de renta de 2018 y que incluso hace unos días quizás hayas debido abonar parte del aplazamiento que solicitaste para hacer frente al pago de tu factura fiscal, conviene que a la llegada del mes de noviembre -del que estamos ya a mitad- efectúes una mínima reflexión para advertir las posibilidades de rebaja en el gasto fiscal. Las posibles decisiones que adoptes al respecto servirán para minimizar o incluso eliminar el pago del impuesto de la renta que deberemos acometer a medidos del año que viene.ahorrar en la renta

Lo cierto es que en las últimas fechas no se han efectuado modificaciones normativas que supongan un elemento de novedad respecto a los años anteriores, pero es sustancial recordar que una buena decisión efectuada en el mes de diciembre, puede llevar a una rebaja sustancial en el importe a abonar.

Cinco son las posibilidades que te damos para ahorrar en la renta de 2019 que van desde la aportación a los planes de pensiones hasta el incremento de tus aportaciones a ONG´s  o sindicatos. Te las enumeramos a continuación:

  1. Aporta más dinero a tu plan de pensiones.
  2. Amortiza tu hipoteca, si esta es anterior a 2013.
  3. Realiza aportaciones a ONG´s
  4. Aflora pérdidas en inversiones que permitan compensar ganancias presentes.
  5. Invierte en empresas de reciente creación

Aportación a planes de pensiones, la opción más utilizada para ahorrar en la renta.

Seguro que sabrás que todas las aportaciones -dentro de unos límites cuantitativos- y las contribuciones a otros productos de previsión social son deducibles en la declaración de la renta, y por tanto, suponen un ahorro fiscal para el sujeto pasivo del impuesto.

El importe máximo de la aportación que el sujeto pasivo puede hacer en el año asciende a los 8.000 € o con el límite del 30% de los rendimientos netos del trabajo y de las actividades económicas del sujeto pasivo.

No obstante lo anterior, las personas cuyo cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo y o de actividades económicas, o existiendo estos sean inferiores a 8.000 €, pueden aportar al plan del cónyuge hasta un máximo de 2.500 euros anuales con derecho a reducción.

Por otra parte, en los planes de pensiones de discapacitados, los límites son los siguientes:

  • Para las aportaciones de la persona con discapacidad, el máximo es de 24.250 euros.
  • Para las aportaciones hechas por parientes en línea recta o colateral hasta el tercer grado, el importe no puede superar los 10.000 euros.

La suma de las aportaciones realizadas por el discapacitado y sus parientes no puede exceder de 24.250 euros.

Amortizar la hipoteca, ahorro en la renta solo si la misma es anterior a 2013.

ahorro en la rentaSolo si adquiriste tu vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 o realizaste algún pago a cuenta para su construcción, podrás reducirte hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite máximo de 9.040 euros, durante el año de 2019 para ahorrar en la renta de este año.

En ese caso, si a estas fechas del año no has superado ese límite, puedes plantearte efectuar una  amortización extraordinaria, siempre que tu economía te lo permita, maximizando de este modo la deducción aplicada y ahorrando de este modo en la factura fiscal.

Realiza aportaciones a ONG´s para ahorrar en la renta.

Evidentemente no pretendemos que solo el ahorro fiscal sea tu única motivación a

la hora de establecer tus aportaciones a las diversas organizaciones sin ánimo de lucro pero no cabe duda que el ahorro en la renta puede ser un elemento más a tener en cuenta para llevar a cabo tus actuaciones altruistas.

ayuda

La deducción depende de la cuantía de la aportación  y de cuántos años se haya realizado la donación, del siguiente modo:

  • El 75% de la donación si es inferior a 150 euros.
  • Para el dinero que exceda esa cantidad, la deducción depende de si ya se ha realizado antes o no:
    • Para donaciones que se hayan realizado en menos de dos ejercicios fiscales, la deducción es del 30%.
    • Si la donación se ha realizado en dos o más ejercicios consecutivos, el porcentaje aumenta hasta el 35%.

El límite de la deducción es en todo caso del 10% de la base liquidable del contribuyente.

Aflora pérdidas en inversiones que permitan compensar ganancias presentes.

Como seguramente sabrás, Hacienda permite compensar pérdidas con ganancias patrimoniales producidas durante el ejercicio/s. En otras palabras, puedes restar el dinero que has perdido, por ejemplo,  en bolsa a las ganancias que has tenido y pagarás impuestos sólo por la diferencia. Si en 2019 has tenido ya alguna pérdida, puedes hacer efectiva otra operación en la que estés ganando dinero para pagar menos impuestos. Sin que ello deba ser estrictamente necesario, debes valorar si materializar o no la ganancia merece la pena para conjugar los beneficios con las pérdidas anteriores ya que cuentas con cuatro años para compensar las pérdidas.

 Invierte en empresas de nueva creación para ahorrar en la renta

La inversión en nuevas empresas también es objeto de deducción bonificada y permite un ahorro de hasta 10.000 € en la renta. En concreto, Hacienda permite deducir el 20 % del dinero invertido sobre un máximo de 50.000 € por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva creación.

Para poder beneficiarse, la empresa en la que se invierte no podrá superar los 400.000 € en fondos propios ni cotizar el MAB. Además, esa participación no podrá suponer más del 40 % del capital de la empresa.

 

Recuerda que dispones hasta el 31 de diciembre de 2019 para llevar a cabo las decisiones necesarias que permitan ahorrar en la renta de 2019 que deberemos preparar a mediados de 2020. Para cualquier cuestión que puedas requerir a este respecto no dudes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro contacto.

Quizá también te interesa....

6 Claves de la Declaración de la Renta 2018

6 Claves de la Declaración de la Renta 2018

Un año más tenemos que proceder a rendir cuentas con el fisco y desde RC Gestión Jurídica queremos resaltar las claves principales de esta campaña de la Renta 2018.

Como seguramente ya conoces, este año, la campaña de la Renta 2018 se extiende entre los días 2 de abril y 1 de julio de 2019. De todo su calendario, plazo de presentación presencial, telemático, domiciliación etc…  puedes informarte en nuestra entrada «Campaña renta 2018. Calendario» 

Seis son las claves de la Renta 2018 en las que debes prestar la máxima atención para que el resultado de la declaración sea lo más favorable a tus intereses económicos.

1.-Presta atención a las Rentas exentas en tu borrador.

Prestaciones por maternidad y paternidad

La exención de las prestaciones de maternidad y paternidad percibidas del régimen público de la Seguridad Social es la principal novedad de la campaña de Renta 2018. Aquí también se han incluido las reconocidas a los profesionales por las mutualidades de previsión social que actúen como alternativas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y las retribuciones percibidas durante los permisos por parto, adopción o guarda y paternidad de los empleados públicos encuadrados en un régimen de la Seguridad Social que no dé derecho a percibir la prestación de la Seguridad Social.

Para los profesionales y empleados públicos la exención tendrá como límite el importe de la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social y que el exceso tributará como rendimiento del trabajo.

Las entidades pagadoras deben haber consignado estas prestaciones como exentas en las declaraciones y, por tanto, no tendrán que aparecer en el borrador confeccionado por la Agencia Tributaria, aunque sí hubieran sido objeto de retención.

Limites exentos de becas

En la Declaración de la Renta 2018 se incrementan los límites exentos de las becas públicas y de las concedidas por entidades sin fines lucrativos o por fundaciones bancarias para cursar estudios reglados a partir del 1 de enero de 2018.

Con carácter general, hasta el segundo ciclo universitario pasa de 3.000 a 6.000 euros anuales sin incluir desembolsos de transporte y alojamiento y para el tercer ciclo universitario pasa de 18.000 a 21.000 euros anuales.

Premios de Loterías y Apuestas

Los premios de juegos de loterías y apuestas celebrados antes del 5 de julio de 2018 están exentos hasta un máximo de 2.500 euros, y los celebrados desde el 5 de julio hasta el 31 de diciembre de 2018, están exentos hasta los 10.000 euros.

La cantidad que supere estos límites exentos tributarán al 20% como un gravamen especial sobre los premios de determinadas loterías y apuestas.

El pagador del premio practicará la retención en el momento del cobro, por lo que los afortunados recibirán el importe con el impuesto ya descontado. De ahí que los premios no tengan ningún impacto en el IRPF de los agraciados, quienes sólo tendrán que añadir en su declaración los posibles rendimientos que el dinero conseguido les pudiera generar, como los intereses bancarios.

Cuotas sindicales y de colegios profesionales

Las cuotas sindicales y las cuotas de colegios profesionales son gastos deducibles de los rendimientos del trabajo que deben incluirse en la declaración de IRPF 2018.

Para el caso de las cuotas de colegiación la misma podrá incluirse solo en aquellos casos en que  en la declaración la misma sea obligatoria y con un límite de 500 euros anuales.

Dentro de este apartado el trabajador también deberá incluir el importe a abogados para defenderse frente a su pagador  con un límite de 300 euros anuales  y los gastos que pueda originar la movilidad geográfica del empleado y hasta los 2.000 euros.

De la reseñada ventaja sobre la movilidad del trabajador solo pueden beneficiarse los desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que obligue a cambiar de residencia habitual y se aplicará tanto en el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia como en el siguiente.

Exenciones de determinadas rentas en especie

Por último no podemos olvidarnos de algunas exenciones en las rentas en especie que están sujetas a unos requisitos como los seguros de enfermedad del trabajador, su cónyuge y descendientes -hasta 500 euros por persona, o 1.500 euros con discapacidad-, el gasto de educación preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional en centros educativos autorizados, el gasto de transporte colectivo de los empleados entre su vivienda y el trabajo –hasta 1.500 euros-, la entrega gratuita o por precio inferior al de mercado a los trabajadores de acciones o participaciones de la empresa o de otras del grupo de sociedades -hasta 12.000 euros anuales-, o las entregas de productos rebajados en comedores de empresa, cantinas o economatos de carácter social. Desde el 1 de enero de 2018, la cuantía diaria exenta de los vales comida o documentos similares, tarjetas o cualquier otro medio electrónico de pago para el servicio de comedor se eleva de 9 a 11 euros diarios.

Además, los trabajadores con discapacidad que se encuentren en activo, en función del grado de discapacidad pueden desgravarse de 3.500 a 7.750 euros.

2.- Presta atención a la imputación de rentas inmobiliarias y mucho ojo con los rendimientos de alquileres turísticos en plataformas como Airbnb

Las viviendas y locales vacíos generan lo que se denomina «imputación de rentas inmobiliarias», un ingreso que se calcula en un porcentaje del valor catastral del inmueble.

En este aspecto debemos revisar que estas imputaciones sean correctas, que no haya viviendas que ya no sean de nuestra propiedad, que sean de varios titulares o que esté habitada por el excónyuge.

En general, se considera que los inmuebles urbanos, salvo la vivienda habitual y el suelo no edificado, generan una renta a efectos fiscales del 2% del valor catastral o el 1,1% si el valor ha sido revisado en 2018 o en los diez años anteriores.

Por otra parte, los contribuyentes no deben olvidar incluir como rendimiento de capital inmobiliario los alquileres turísticos, después de que en 2018 se regulara por primera vez la obligación de informar sobre la cesión de uso de viviendas para estos fines.

En este blog ya nos hicimos eco de la aprobación de la normativa que obligó a dichas plataformas a la comunicación de datos a la AEAT cuyo primer ejercicio fiscal es precisamente este. (La AEAT cerca los rendimientos en AIRBNB y otras plataformas) .

Obviamente, deberás tener en cuenta que a los gastos soportados por el titular del bien en los alquileres turísticos podrán ser objeto de deducción en los términos que ya te explicamos en «Deducciones gastos en alquiler de viviendas de uso turistico» (más…)

Quizá también te interesa....

Campaña renta 2018. Calendario

Campaña renta 2018. Calendario

La campaña de la renta 2018 comienza el día 2 de abril de 2019 y su presentación presencial podrá hacerse hasta el día 14 de mayo de 2019.

Te informamos de las fechas principales de la campaña renta 2018.

La campaña Renta 2018 comenzará el próximo día 2 de abril para la presentación por internet y por teléfono. Los contribuyentes tendrán hasta el día 1 de julio para rendir cuentas con Hacienda, según el calendario del contribuyente elaborado por la Agencia Tributaria.

    • Desde el 15 de marzo, todos los contribuyentes pueden conocer los aspectos principales de su declaración de la renta y si esta les saldrá a pagar o a devolver ya que desde ese momento la Agencia Tributaria ofrece los datos fiscales de 2018 con los que se podrá ir anticipando la declaración, a través de su web para consulta y/o  descarga. También se pude consultar el número de referencia, mediante RENO, certificado o cl@ve PIN.
    • A partir del 1 de abril los contribuyentes podrán solicitud de atención previa telefónica. El conocido como Plan «Le llamamos» es la Agencia Tributaria la que llamará a Ud. para confeccionar la declaración de la renta. La cita «telefónica» se puede concertar a partir del 1 de abril, por internet y en los siguientes números de teléfono: 901 12 12 24 / 91 535 73 26 (automático) o 901 22 33 44 / 91 553 00 71 (atención personal de lunes a viernes de 9 a 19 horas).
    • Desde el 2 de abril se inicia el periodo de presentación de declaraciones en la campaña de la renta 2018 que durará hasta el día 1 de julio a las 24 horas.
    • A partir del 9 de mayo empieza el periodo de petición de cita previa para confección de declaraciones de Renta en las oficinas de la Agencia Tributaria y otras entidades colaboradoras (hasta el 28 de junio). Se puede pedir por internet, por la app Agencia Tributaria o por teléfono (atención personalizada) en los números 901 22 33 44 o 91 553 00 71 (lunes a viernes de 9 a 19h) que unicamente se iniciarán a partir del 14 de mayo y hasta el 1 de julio.
    • El 26 de junio es el último de los días para domiciliar las declaraciones cuyo resultado sea a ingresar.
    • El 1 de julio a las 24 horas será el último de los días en los que presentar la declaración en la campaña renta 2018.

Novedades campaña renta 2018

Varias son las novedades de la campaña de la renta de 2018 que podrán ser objeto de declaración por primera vez en este ejercicio fiscal y entre otras las siguientes:

  • Se incorporará la exención de las retenciones de prestaciones de maternidad y paternidad, exentas de tributar después de la sentencia del Tribunal Supremo de octubre de 2018 , que llevó a Hacienda a llevar un procedimiento para la devolución de cantidades.
  •  Se incorpora la deducción por guardería aprobada a través de los presupuestos generales del estado para el ejercicio de 2018 y de la que ya hablamos en el post «nueva deducción por guardería en el IRPF»
  • Se amplía la deducción por familia numerosa, hasta 600 euros anuales, por cada uno de los hijos que formen parte de la familia numerosa que exceda del número mínimo de hijos exigido para que dicha familia haya adquirido la condición de familia numerosa de categoría general o especial, entre otras.
  • Se incorpora la posibilidad de llevar a cabo las deducciones fiscales a los autónomos de suministros y manutención, ya que este es la primera campaña de la renta en la que se van a poder llevar a cabo. De las mismas te hablamos en los post «novedades fiscales para 2018» y «deducibilidad de los gastos de vivienda del autónomo»

 

Si deseas información al respecto de la campaña o requieres ayuda para la confección de tu declaración puedes contactar con nosotros por los medios habituales.

Quizá también te interesa....

Hipoteca inversa, el complemento a la pensión pública

Hipoteca inversa, el complemento a la pensión pública

En el estado actual del sistema de pensiones, fórmulas como la hipoteca inversa pueden suponer un complemento económico para el pensionista.

Como es de sobras conocido por todos, el sistema de pensiones públicas español va a tener que llevar a cabo una profunda remodelación que con toda seguridad supondrá una disminución del importe de las prestaciones a recibir por los cotizantes en el futuro. En ese contexto, y aunque no haya sido objeto de éxito comercial, por el momento, la hipoteca inversa, en sus diferentes modalidades puede suponer el incremento de los ingresos.

Esta fórmula de ingresos para el pensionista permite obtener liquidez a través del activo tradicional español: la vivienda habitual a la que tradicionalmente ha ido destinado el ahorro familiar durante la vida laboral.

¿que es la hipoteca inversa?

La hipoteca inversa es un préstamo hipotecario para personas mayores de 65 años por el cual una entidad financiera pone a disposición del cliente unas cantidades, ya sean en forma de importe único inicial a la firma o en forma de mensualidades (o una combinación de ambas), a cambio de que ésta utilice su vivienda como garantía. Lógicamente, La cantidad que abone la entidad financiera dependerá del valor de la vivienda y de la edad del cliente, por lo que a mayor valor y a mayor edad del hipotecante, mayor importe se puede recibir.

Regulación de la hipoteca inversa

La regulación de la hipoteca inversa viene establecida en la Disposición Adicional Primera de la Ley 41/2007 de reforma del mercado hipotecario en la que se establecen los elementos necesarios de este producto financiero:

 

Préstamo o crédito garantizado mediante hipoteca sobre un bien inmueble que constituya la vivienda habitual del solicitante y siempre que cumplan los siguientes requisitos:

a) que el solicitante y los beneficiarios que éste pueda designar sean personas de edad igual o superior a los 65 años o afectadas de dependencia o personas a las que se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

b) que el deudor disponga del importe del préstamo o crédito mediante disposiciones periódicas o únicas,

c) que la deuda sólo sea exigible por el acreedor y la garantía ejecutable cuando fallezca el prestatario o, si así se estipula en el contrato, cuando fallezca el último de los beneficiarios,

d) que la vivienda hipotecada haya sido tasada y asegurada contra daños de acuerdo con los términos y los requisitos que se establecen en los artículos 7 y 8 de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario.

La característica definitoria de la hipoteca inversa y su ventaja como elemento para generación de liquidez y mejora de las condiciones económicas del pensionista estriba en que a diferencia de otros préstamos hipotecarios, la persona mayor no tiene la obligación devolver el dinero prestado. Serán sus herederos los encargados de liquidar la deuda con la entidad en el momento del fallecimiento de esta. El producto está ideado para que en ese momento, la deuda sea inferior al valor del inmueble. Los herederos cuentan con un plazo normalmente de un año, y durante ese tiempo tienen varias opciones: pueden vender la vivienda, pagar la deuda, y quedarse con la diferencia; pueden suscribir una nueva hipoteca para ir pagando la deuda, o simplemente pueden liquidar la deuda con su propio dinero y quedarse con la vivienda.

Además de esa sustancial ventaja la hipoteca inversa no genera obligación alguna de tributar, por cuanto la entrega de dinero no se califica como entrega de renta, sino simplemente como préstamo y sus gastos (actos juridicos, registro, notario…) son sustancialmente inferiores a los de una hipoteca convencional, por cuanto fueron objeto de la oportuna bonificación legal.Pese a las excepcionales ventajas que supone este tipo de producto financiero ligado a la mejora de las condiciones de vida del pensionista como complemento al importe de la pensión, las cifras de contratación de este producto son irrisorias (Según el Consejo General del Notariado, en 2017 se constituyeron en España apenas 31 préstamos de este tipo), lo que evidentemente y dadas las perspectivas de las pensiones públicas españolas, esconde un evidente margen de sustancial mejora.

 

Quizá también te interesa....